COMIDA SALVADOREÑA A DOMICILIO EN VALENCIA

El Salvador es un pequeño país centroamericano con una gran diversidad gastronómica. A pesar de su escaso terreno, esto no ha sido limitante para la formación de una cultura gastronomía rica en variaciones, en gran parte, debido a la migración.

A pesar de lo que muchos puedan creer no toda la comida está inspirada en la gastronomía española, también hay importantes influencias indígenas, italianas y árabes. Como dato curioso hay que decir que El Salvador es el país con el mayor número de migrantes palestinos del continente americano.

A diferencia de otros países centroamericanos, en el Salvador, no hay mucha influencia de la cultura africana en la gastronomía nacional, y esto se debe al hecho de que el país no tiene costa con el Caribe, sino más bien con el pacífico, de modo que la migración de esclavos africanos no fue tan exponencial.

 Ingredientes de la gastronomía salvadoreña

El maíz. No hay un país centroamericano que no tenga al maíz como base de su dieta. Debemos recordar que este alimento tiene un origen prehispánico, es decir, ya los indígenas americanos lo cultivaban antes de la llegada de los españoles.

Los mariscos. No es de extrañar que, debido a su geografía, y la cercanía de sus habitantes con el mar, los mariscos sean una parte clave de la dieta salvadoreña.

Carnes. De todos los tipos, desde el pollo hasta la carne de res.

Arroz. Un importante acompañante de la comida salvadoreña, además de ser una rica fuente de carbohidratos.

Comidas típicas del Salvador

Pupusas. Se podría decir que es la comida insignia del país. Es una tortilla gruesa a base de masa de maíz o de arroz, rellena con diferentes ingredientes. Se puede comer con lo más básico, como sería el queso o los frijoles, o con proteína, como el chicharrón.  Este es un alimento barato, que se puede servir durante el desayuno o la cena. Además, es muy popular en los puestos callejeros, podríamos decir que la pupusa es para los salvadoreños lo que la tortilla es para el mexicano.

El tamal. No hay un país centroamericano que no incluya al tamal dentro de su gastronomía. Este platillo de origen precolombino, preparado a base de masa de maíz o arroz, se encuentra relleno con verduras, carnes, hortalizas, o incluso frijoles. Al igual que las pupusas, es fácil y barato de preparar, por lo que no es de extrañar encontrarlos por la calle.

Pasteles salvadores. Lo equivalente a las empanadas en el resto de Latinoamérica. Es una masa de maíz frita, rellena con verduras y carne de res o pollo. La masa de los pasteles se condimenta con sal y consomé de pollo o achiote (colorante natural que le da un aspecto rojizo a la masa).

Riguas. Es una tortilla frita a base de maíz, que es envuelta en hojas de plátano, aunque algunos puedes usar la misma hoja del maíz. Es una comida muy versátil, que puede ser acompañada con queso o cremas varias. De fácil preparación y con un sabor muy hogareño.